Inicio | Suscribirse | Log in
levitra abuse

Posts Tagged ‘La Traviata’

Adiós a Giuseppe Taddei (1916-2010)

Giuseppe Taddei / Fuente: www.gramophone.co.uk / Foto: Tully Potter Collection

En la ópera se echará de menos al barítono italiano Giuseppe Taddei que se hizo famoso por sus interpretaciones de las óperas de Mozart, Rossini, Puccini y Verdi. Prácticamente se presentó en todas las casas de ópera europeas de importancia y alternó con personalidades como Elisabeth Schwarzkopf, Renata Scotto, Joan Sutherland, Mirella Freni, Herbert von Karajan y el productor Walter Legge.

En México se le recuerdo por su participación al lado de María Callas en las puestas en escena de La Traviata y Aida, en 1951. De hecho, sus presentaciones en el Palacio de Bellas Artes constituyeron su debut en el continente Americano. Aunque se le escucharía en otras importantes casas como la Ópera Lírica de Chicago, el Teatro Colón y la Ópera de San Francisco, su primera aparición en el Met se produjo, a los 69 años de edad, en 1985. El italiano falleció en Roma el 2 de junio.


Autobiografía de un violoncello

Álvaro Bitrán/ Foto: Sergio Yazbek / Fuente: www.cuartetolatinoamericano.com

Por Álvaro Bitrán

Nací en 1817 en un ambiente muy aristocrático.

Incluso diría que imperial, ya que mi constructor, de nombre Martin Stoss, era el luthier encargado de hacer y reparar los instrumentos de cuerda del imperio Austro-Húngaro.

De eso obviamente ya no me acuerdo, pero aún conservo el águila imperial tatuada en mis entrañas junto con la leyenda “ Kaiserlich Konoglicher Geigen und Laudenmacher”.

También me han dicho que pertenecí por muchos años a la orquesta que dirigía L. V. Beethoven.

Esos años orquestales sí los recuerdo, aunque vagamente. Se mezclan en mi memoria lujosos salones aristocráticos vieneses con noches lluviosas de invierno. Conservo también algunos recuerdos borrosos pero placenteros de magníficas fiestas veraniegas en palacios opulentos, plenos de valses, vino y “sachertorte”.

Pero esos tiempos fueron también de mucha guerra, sangre y terror. Con frecuencia se suspendían los conciertos al sonido del primer cañonazo, y más de una vez estuve a punto de ser consumido por alguno de los múltiples incendios que ocasionaban las incursiones de las tropas francesas. En una ocasión salimos corriendo por la puerta trasera del teatro, y escondido bajo el brazo de mi dueño huímos en una crujiente carroza por las calles empedradas. Pero fui feliz en la orquesta de Viena, la capital cultural de Europa en esos tiempos, y mas aún rodeado de tantos instrumentos bellos, “hermanos” mios salidos del mismo taller. (more…)