Inicio | Suscribirse | Log in
levitra abuse

Posts Tagged ‘Eduardo Mata’

La Filarmónica de la Ciudad de México recuerda a John Cage en su primer centenario

Como una manera de recordar el primer centenario del nacimiento de John Cage, la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México ofrecerá, este fin de semana, dos conciertos en los que se interpretará música del compositor estadounidense, nacido en Los Angeles, California el 5 de septiembre de 1912.

El público asistente podrá escuchar Un estudio sobre el orden y el caos, Child of tree, Construction No. 3, 4′33″, 101, el Concierto para piano preparado  y la Suite para piano de juguete. Al frente del ensamble estará su director huésped principal, José Areán. Además, participarán el pianista Duane Cochrán, el ensamble Tambuco y José Wolffer.

Los conciertos se llevarán a cabo en la Sala Silvestre Revueltas del Centro Cultural Ollin Yoliztli de la Ciudad de México (Periférico Sur 5141), el sábado 1 de diciembre, a las 18:00 horas, y el domingo 2, a las 12:30 horas.

Este año el ensamble también ha recordado en su programación a los músicos mexicanos Joaquín Gutiérrez Heras (fallecido este año) y  Eduardo Mata (que hubiera cumplido 70 años de edad), así como al compositor francés Claude Debussy (por los 150 años de su nacimiento).


La Sinfónica Nacional rinde homenaje a Eduardo Mata

Eduardo Mata es sin duda una de las figuras imprescindibles de la segunda mitad del Siglo XX mexicano. Sin su visión y trabajo, la música orquestal mexicana y sus instituciones no serían lo que son. Esta año, el músico nacido en el Distrito Federal hubiese cumplido 70 años de vida de no haberse accidentado en el estado de Morelos en 1995 cuando piloteaba su avión Piper Aerostar.

A lo largo de este 2012 diversas agrupaciones orquestales del país han recordado a Mata en su faceta menos conocida: la de compositor. Este fin de semana, toca el turno a la Orquesta Sinfónica Nacional que ofrecerá un concierto homenaje al músico mexicano. El programa estará integrado por Aires sobre un tema del siglo XVI del propio Mata, Burlesque para piano y orquesta de Richard Strauss y la Sinfonía No. 1 de Johannes Brahms.

La Sinfónica Nacional, que regresa de Tabasco después de 20 años de no presentarse en ese Estado de la República, será dirigida por Gabriela Díaz Alatriste, conductora huésped y contará con la participación de la pianista Eva María Zuk. Los conciertos se llevarán a cabo, en el Teatro del Palacio de Bellas Artes, el viernes 19 de octubre, a las 20:00 horas, y el domingo 21 a las 12:15 horas.


Ofrece la OFUNAM Concierto de Gala

Marina Poplavskaya, soprano / Fuente: http://www.musica.unam.mx

En el marco del homenaje que la Dirección de Música de la UNAM rinde a Eduardo Mata a 70 años de su nacimiento, la Orquesta Filarmónica de la UNAM ofrecerá este fin de semana su tradicional Concierto de Gala.

El ensamble universitario, bajo la dirección de su conductor titular Jan Latham-Koenig, será acompañado por la soprano rusa Marina Poplavskaya. El público de la Ciudad de México podrá disfrutar de un programa integrado por la Obertura El carnaval romano y aria de La condenación de Fausto de Berlioz, la Obertura de Luisa Miller y aria de Otelo de Verdi, Polonesa y aria de Eugene Onegin y la Marcha eslava de Tchaikovsky.

Nacida en moscú, Marina Poplavskaya se ha presentado como solista en Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, España, Bélgica, Alemania, Holanda  y Japón, entre otros países. En 2007 realizó su debut en el Metropolitan Opera. Entre otras importantes casas de ópera ha colaborado con la De Nederlandse Opera y la Ópera de Los Angeles.

El Concierto de Gala de la OFUNAM, se llevará acabo el sábado 13 de octubre a las 20:00 horas y el domingo 14 a las 12:00 horas, en la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario (Insurgentes Sur 3000, C.U.).

Las actividades en honor al director y compositor mexicano Eduardo Mata (1942-1995) continuarán el domingo 21 de octubre con la presentación de la OJUEM y el maestro Jorge Federico Osorio, bajo la batuta del director huésped Avi Ostrowsky.

¿Quieres conocer más sobre las actividades de la Dirección de Música de la UNAM? Llama al 5622 7113 o visita su sitio web.


Inicia la OFCM su temporada con un mes de música mexicana

La Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México inicia este fin de semana su Temporada 2012: octubre-diciembre con un mes dedicado a la música mexicana. En su programa inaugural el ensamble interpretará Cumbres de José Pablo Moncayo,  Concierto para piano y orquesta de Carlos Chávez, con la participación de Gonzalo Gutiérrez y recordará a Eduardo Mata, en su faceta de compositor, a 70 años de su nacimiento con su Sinfonía No. 2.

José Areán, director principal huésped,  estará al frente de la OFCM que se presentará en sus tradicionales horarios (sábados, 18:00 horas y domingos 12:30 horas) en la Sala Silvestre Revueltas del Centro Cultural Ollin Yolistli.

Durante el resto del mes, la OFCM programará exclusivamente música mexicana de los compositores Mario LavistaEduardo Angulo, Eduardo Gamboa y seguirá rindiendo homenaje a los ya mencionados José Pablo Moncayo y Eduardo Mata a 100 y 70 años de su nacimiento, respectivamente.

Entre otros importantes solistas la Orquesta contará con la participación de María Esther García  (flauta), Erika Dobosiewicz (violín), Lourdes Ambriz (soprano), Gerardo Reynoso (tenor), Jesús Suaste (barítono),  Alberto Rosado (piano), Florent Jodelet (percusión), Duane Cochrán (piano), Silvia Navarrete (piano) y José Wolffer (narrador). También se presentará Tambuco y los Coros de la Escuela Nacional de Música (dirigido por Samuel Pascoe), Filarmónico Universitario (bajo la batuta de John Daly Goodwin) y de Niños de la Escuela Nacional de Música (que encabeza Patricia Morales). Entre los directores invitados, el público podrá apreciar el trabajo de Avi Ostrowsky y Luiz Fernando Malheiro.

A lo largo de la temporada, Clásica México tendrá boletos para obsequiar a nuestros visitantes a través de facebook y twitter. Estén pendientes. Visita el sitio de la OFCM y entérate del programa completo.

 

 

 


El Cuarteto Latinoamericano celebra 3 décadas

Con un concierto en el Teatro del Palacio de Bellas Artes, mañana sábado 26 de mayo, el Cuarteto Latinoamericano celebrará 30 años de una carrera llena de logros y satisfacciones.

El ensamble se fundó en 1981 y  (según menciona Consuelo Carredano en su libro Cuerdas Revueltas)  ofreció su primer concierto el 12 de marzo de 1982 en la Sala Julián Carrillo de Radio UNAM . Desde entonces, el Cuarteto Latinoamericano ha construido una trayectoria de tres décadas que los ha posicionado como una de las agrupaciones más activas e importantes de la escena musical en Iberoamérica.

Integrado por los hermanos Bitrán (Arón, Saúl y Álvaro) y Javier Montiel, la agrupación se ha presentado en las principales salas de concierto del mundo y ha recibido elogios de publicaciones como el New York Times, The Strad, el Times de Londres, Chamber Music America y Fanfare.  Además, el cuarteto se ha destacado por desarrollar una infatigable y generosa labor de enseñanza principalmente con jóvenes de Estados Unidos y Latinoamérica.

En el escenario ha compartido, entre otros, con  los guitarristas Narciso Yepes y Manuel Barrueco, los pianistas Cyprien Katsaris y Rudolf Buchbinder, el violonchelista János Starker, el tenor Ramón Vargas y los directores Eduardo Mata y Esa-Pekka Salonen.

Para decirlo en pocas palabras: no existe otra agrupación que haya estrenado y grabado más música latinoamericana para cuarteto de cuerdas.

El concierto iniciará a las 19:00 horas y el público asistente podrá escuchar los cuartetos de cuerdas Op. 10 de Claude Debussy, No. 5 de Heitor Villa-Lobos, No. 2 Op. 51 de Johannes Brahms y la obra Reflejos de la Noche de Mario Lavista.

La entrada será libre con boleto de acceso que se distribuirá a partir de las 18:00 horas en la mesa de relaciones públicas de la Coordinación Nacional de Música y Ópera, ubicada en el vestíbulo del Palacio de Bellas Artes. La recomendación de Clásica México es que recojan con anticipación sus boletos.


Entregan la Medalla Mozart a 4 destacadas personalidades de la escena musical mexicana

Fernando Lozano / Fuente: www.musica.unam.

La Academia Medalla Mozart reconocerá este viernes 27  a Rubén Islas, Guillermo Helguera, Eva María Zuk y Ernesto de la Peña por sus sobrados méritos y trayectorias ampliamente reconocidas.

La ceremonia se llevará a cabo en la Sala Nezahualcóyotl a partir de las 20:30 horas. Como parte del programa, la  Orquesta Nueva Filarmónica de México ofrecerá un concierto de gala en el que se interpretará la Gran Misa en Do menor de Wolfgang Amadeus Mozart. El ensamble será dirigido por Fernando Lozano (Medalla Mozart 1994) y contará con la participación del barítono Jesús Suaste (Medalla Mozart 1994), el tenor Leonardo Villeda (Medalla Mozart 1997), la mezzosoprano Gabriela Thierry, la soprano Ana Caridad Villeda y la Sociedad Coral Cantus Hominum. La entrada es libre.

La presea fue creada en 1991 a instancias del arquitecto Luis Ortiz Macedo, la Fundación Cultural Domecq, presidida por Antonio Ariza, y la Embajada de Austria para llenar un vacío en la escena de la música académica pues se carecía en el país de reconocimientos que premiaran la labor de sus integrantes. En el año 2000, la Funación Cultural Domecq desapareció por lo que la presea inició una nueva etapa con la creación de la Academia Medalla Mozart. De esta manera el premio fue reinstaurado a partir de 2006 gracias al entusiasmo del entonces embajador de Austria en México, Werner Druml,  el Instituto Nacional de Bellas Artes y los miembros de la Academia.

Entre las principales personalidades que han recibido el reconocimiento pueden mencionarse a Plácido Domingo, Francisco Araiza, Ramón Vargas, Leonardo Villeda, Jesús Suaste, Luis Herrera de la Fuente, Eduardo Mata, Enrique Bátiz, Fernando Lozano, Blas Galindo, Enrique Diemecke, Carlos Prieto, Francisco Savín, Mario Lavista, Federico Ibarra, Manuel Enríquez, Jorge Federico Osorio, Irma González, Olivia Gorra, los Niños Cantores de Viena, el Cuarteto Latinoamericano, Adrián Justus, José Antonio Alcaraz, Alfredo Harp, Daniel Catán y Rafael Solana.


Entregan Medalla Mozart 2011

Fernanzo Lozano / Fuente: www.sinfonicadexalapa.org / Foto: Grupo Montes de Oca

El viernes 28 de enero, la Academia Medalla Mozart entregará en la ciudad de Xalapa, Veracruz, la tradicional presea en su edición 2011. En esta ocasión serán galardonados el compositor Francisco Núñez y a los maestros María Teresa Rodríguez, Maritza Alemán y Mauro Delgado. Como parte del programa del evento, la Orquesta Sinfónica de aquella ciudad ofrecerá un concierto de gala, dirigido por Fernando Lozano (ganador de la distinción en 1994).

La medalla fue creada en 1991, por iniciativa del arquitecto Luis Ortiz Macedo, la Fundación Cultural Domecq (presidida por Don Antonio Ariza) y la Embajada de Austria. El propósito fue reconocer a los principales protagonistas de la música académica ante la ausencia de estímulos en esta escena.

Entre los galardonados en pasadas ediciones se encuentran Plácido Domingo, Francisco Araiza, Ramón Vargas, Leonardo Villeda, Jesús Suaste, Luis Herrera de la Fuente, Eduardo Mata, Enrique Bátiz, Fernando Lozano, Blas Galindo, Enrique Diemecke, Carlos Prieto, Francisco Savín, Mario Lavista, Federico Ibarra, Manuel Enríquez, Jorge Federico Osorio, Irma González, Olivia Gorra, los Niños Cantores de Viena, el Cuarteto Latinoamericano, Adrián Justus, José Antonio Alcaraz, Alfredo Harp, Daniel Catán y Rafael Solana.


La OFUNAM inicia actividades; este año celebra su 75 aniversario

Con la presencia del director británico, Jan Latham-Koenig, y de la violinista alemana de origen coreano Suyoen Kim, la Orquesta Filarmónica de la UNAM ofrecerá un par de conciertos con los que dará inicio este fin de semana su Primera Temporada 2011.

Este año es de especial significación para el ensamble universitario pues se cumplirán siete décadas y media de su fundación. No existe otra orquesta con más tradición en la Ciudad de México.

La OFUNAM se constituyó oficialmente, con el nombre de Orquesta Sinfónica de la Universidad, en 1936, durante el sexenio de Lázaro Cárdenas. Sus primeros conciertos tuvieron lugar en el Anfiteatro Simón Bolívar bajo la dirección de José F. Vásquez y José Rocabruna. A lo largo de su historia la agrupación ha estado a cargo de directores tan importantes como Eduardo Mata, Enrique Diemecke, Eduardo Diazmuñoz, Jorge Velazco. Jesús Medina, Ronald Zollman, Zuohuang Chen y Alun Francis.

Se espera que la Dirección General de Música de la UNAM tenga preparadas diversas actividades para conmemorar la fundación de una de las instituciones culturales más importantes de la universidad y de la Ciudad de México.

Por lo pronto, el programa del primer concierto está integrado por las versiones orquestales de las Gimnopedias no. 1 y no. 3 de Satie (orquestadas por Debussy), la Gnossienne no. 3 del mismo compositor (transcrita por Poulenc), el Concierto para violín no. 3 de Saint-Saëns, el estreno en México de  Sommerwind de Webern y Muerte y transfiguración de Strauss. Las presentaciones se llevarán a cabo en la Sala Nezahualcóyotl el sábado 15 (20:00 horas) y el domingo 16 (12:00 horas) de enero.

Como es tradicional, Clásica México tiene 5 entradas dobles para el primer concierto, cortesía de la Dirección General de Música de la UNAM. Si desean participar, envíen un correo electrónico a CM y compartan con nosotros qué representa para ustedes la OFUNAM. No olviden incluir su nombre completo. Los primeros mensajes se harán acreedores a un pase doble. Los ganadores serán notificados por mail.

Primera Temporada 2010 de la OFUNAM
Jan Latham-Koenig, director huésped; Suyoen Kim, violín
Sala Nezahualcóyotl
Sábado 15 (20:00 horas) y domingo 16 (12:00 horas)
Boletos: $240.00, $160.00 y $100.00
50% de descuento personal con credencial vigente a estudiantes y maestros en general, ex alumnos y trabajadores de la UNAM, jubilados ISSSTE, IMSS e INAPAM
Estudiantes $40.00 (Segundo piso, cupo limitado)
Admisión a niños mayores de 8 años de edad.
Mayores informes: 5622 7113 y en sitio de la Dirección General de Música de la UNAM


Se presenta la Sinfónica de Xalapa en la Neza

En el marco de la celebración de su 81 aniversario, la Orquesta Sinfónica de Xalapa, dirigida por su titular Fernando Lozano, se presentará el jueves 9 de diciembre, a las 20:30 horas, en la Sala Nezahualcóyotl de la Ciudad de México para dar por concluida su Temporada 2010.

El programa estará integrado por la Obertura de La urraca ladrona de Rossini y el Concierto para orquesta de Lutoslawski, así como arias de Lucia de Lammermoor de Donizetti y de La Traviata de Verdi, interpretadas por la soprano Patricia Santos.

La Orquesta Sinfónica de Xalapa fue fundada el 21 de agosto de 1929 y es considerada la más antigua de México. Ha acompañado a importantes solistas como Pierre Fournier, Claudio Arrau, Mstislav Rostropovitch y Pablo Casals. Su primer director fue Juan Lomán y Bueno. Por su podio han pasado algunas de las batutas más importantes del país como José Ives Limantour, Luis Herrera de la Fuente, Enrique Diemecke, José Guadalupe Flores, Francisco Savín, y Carlos Miguel Prieto.

Entre los conductores invitados que han tenido la oportunidad de dirigirla se encuentran que Hermann Scherchen, Fritz Reiner,  Neeme Jarvi, Julián Carrillo, y Eduardo Mata, entre muchos otros.

Orquesta Sinfónica de Xalapa
Jueves 9 de diciembre a las 20:30 horas
Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario (Insurgentes Sur 3000, C.U.).
Boletos ($240.00, $160.00 y $100.00) están disponibles en las taquillas de la Sala con el 50% de descuento personal a maestros y estudiantes en general; ex alumnos y trabajadores de la UNAM; y jubilados del ISSSTE, IMSS e INAPAM con credencial vigente.
Programa sujeto a cambios. Informes: 5622 7113 y en el sitio de la Dirección General de Música de la UNAM


Jorge Federico Osorio toca música de Chopin en la Neza. ¡Gana cortesías dobles!

Jorge Federico Osorio / Fuente: www.jorgefedericoosorio.com / Foto: Peter Schaaf

Este fin de semana el público de la Ciudad de México tendrá la oportunidad de escuchar al reconocido pianista mexicano Jorge Federico Osorio. En esta ocasión el concertista presentará un recital que se llevará a cabo en la Sala Nezahualcóyotl, el domingo  19 de septiembre, como parte del ciclo  ”En torno a Chopin y Schumann” El programa estará integrado por el  Nocturno op. 15 no. 1 no. 2Balada no. 2 y no. 3Sonata no. 2 no. 3 del compositor polaco.

Además de dedicar una parte importante de su carrera a la ejecución de música de cámara, Osorio se ha presentado con los ensambles sinfónicos más importantes del mundo como la Orquesta del Concertgebouw de Amsterdam, la Filarmónica Real de Londres, la Orquesta de la RTVE, la Filarmónica de Israel, la Orquesta Estatal de Moscú, la Filarmónica de Varsovia, la Orquesta Philharmonia, la Orquesta Nacional de Francia y las sinfónicas de Chicago, Dallas, Detroit y Seattle. También ha tocado bajo la batuta de Klaus Tennstedt, Luis Herrera de la Fuente, Lorin Maazel, Eduardo Mata, Bernard Haitink, Enrique Bátiz, Enrique Diemecke. Carlos Miguel Prieto y Zuohuang Chen, entre otros importantes directores.

Clásica México ofrece 5 pases dobles para el concierto , cortesía de la Dirección General de Música de la UNAM. Si desean participar, envíen un correo electrónico a Clásica México y mencionen su obra favorita de Chopin. No olviden incluir su nombre completo. Los primeros  5 mensajes se harán acreedores a un pase doble. Los ganadores serán notificados por mail.

Jorge Federico Osorio
Domingo 19 de septiembre, 18:00 horas
Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario (Insurgentes Sur 3000, C.U.).
Boletos ($200.00 y $130.00)  en taquilla de la Sala
50% de descuento personal a maestros y estudiantes en general; ex alumnos y trabajadores de la UNAM; y jubilados del ISSSTE, IMSS e INAPAM con credencial vigente. Informes: 5622 7113 y
www.musica.unam.mx


Susana Harp y Banda Sinfónica del Estado de Oaxaca presentan Mi tierra volumen II

Susana Harp / Fuente: www.musicaunam.net

La Banda Sinfónica del Estado de Oaxaca, bajo la dirección de Eliseo Martínez y acompañada de la reconocida voz de Susana Harp, realizará una presentación donde se podrán escuchar temas de su más reciente producción discográfica Mi tierra volumen II. El concierto se llevará a cabo el domingo 23 de mayo a las 18:00 horas en la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario (Insurgentes Sur 3000, C.U.).

A lo largo de 142 años, la Banda Sinfónica del Estado de Oaxaca ha trabajado con reconocidos directores como Pablo Vázquez, Francisco Sakar, Amador Pérez Torres, Diego Innes y Abel Jiménez; además de importantes invitados como Eduardo Mata y Fernando Lozano. Desde 1995 se encuentra bajo la dirección titular de Eliseo Martínez. La agrupación ha acompañando a instrumentistas y cantantes entre los que destacan Edith Zepeda, Alejandro Corona, F. Duane, Lila Downs, Susana Harp y Alejandra Robles. Entre sus producciones discográficas destaca la serie Bajo el Laurel I y II, con la participación de Susana Harp y Eugenia León. El ensamble representó a México en el 11º. Festival Internacional Bandístico efectuado en Besana Brianza, Italia en junio del 2003.

Eliseo Martínez, director de la Banda, es pianista y organista oaxaqueño. Realizó sus estudios en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, en el Conservatorio Nacional de Música y en el Instituto Pontificio de Música Sacra de Roma, Italia. Como organista y pianista se ha presentado en varios estados del país con grupos de cámara en distintos festivales. Ha recibido varios reconocimientos por su aporte a la cultura y como ciudadano distinguido. Actualmente director titular de la Banda de Música del Estado de Oaxaca, Catedrático de Solfeo y Armonía en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca y Organista Titular de la Iglesia de Santo Domingo de Guzmán de la Ciudad de Oaxaca.

El programa incluye sones, boleros y canciones tradicionales, como Flores Mazatecas, La Malagueña Curreña, Son Bíigu y Llévame Oaxaqueña, entre muchas otras.

Domingo 23 de mayo, a las 18:00 horas
Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario (Insurgentes Sur 3000, C.U.).
Los boletos ($240.00 $160.00 y $100.00) están a la venta en las taquillas de la Sala con el 50% de descuento personal a maestros y estudiantes en general; ex alumnos y trabajadores de la UNAM; y jubilados del ISSSTE, IMSS e INAPAM con credencial vigente. Se aceptan las tarjetas de crédito y débito Visa, Visa Electron y MasterCard. Programación sujeta a cambios.
Informes: 5622 7113 y www.musica.unam.mx

CON INFORMACIÓN DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE MÚSICA DE LA UNAM


Concierto de gala para celebrar la reapertura de la Sala Nezahualcóyotl. ¡Tenemos boletos!

Fuente: www.musicaunam.net

Después de cuatro meses de ardua labor, los trabajos de restauración de la Sala Nezahualcóyotl han concluido y la Dirección General de Música de la Universidad Nacional Autónoma de México celebra la reapertura del recinto con dos conciertos de gala. Ambos eventos contarán con la participación del reconocido tenor mexicano Ramón Vargas y la OFUNAM, conducida por Alun Francis, su director artístico.

Las presentaciones se realizarán el sábado 10 de abril, a las 20:00 horas, y el domingo 11, a las 12:00 horas. El programa estará integrado por selecciones de las óperas El Duque de Alba de Donizetti, Manon Lescaut de Puccini, La arlesiana de Ciléa, Atzimba de Castro, Luisa Miller y Macbeth de Verdi. También se podrá escuchar La consagración de la casa de Beethoven, Core ’ngrato de Cardillo, el Danzón no. 2 de Márquez y La danza de Rossini. Finalmente, la Orquestra tocará el estreno de Canto a Nezahualcóyotl de Horacio Uribe, que fue comisionada por la UNAM con motivo de la reapertura de la Sala.

El inolvidable director mexicano Eduardo Mata fue el responsable de concebir la idea de erigir un recinto que albergara dignamente la realización de conciertos en el seno de la Ciudad Universitaria. La construcción se concluyó en el año de 1976 y estuvo a cargo del arquitecto Arcadio Artis. A 34 años de su inauguración, el foro fue sometido a intensas labores de mantenimiento que han dado como resultado que recupere su esplendor original sin sacrificar su magnífica acústica.

La Dirección de Música y Clásica México tienen 5 pases dobles para el concierto del sábado 10 de abril. Si desean participar, envíen un correo electrónico a Clásica México y mencionen porqué les gustaría asistir. No olviden incluir su nombre completo. Los primeros mensajes se harán acreedores a un pase doble. Los ganadores serán notificados por mail.

ESTA PROMOCIÓN TIENEN VIGENCIA LIMITADA

Conciertos de Gala con motivo de la reapertura de la Sala Nezahualcóyotl
Sábado 10 de abril, a las 20:00 horas y domingo 11, a las 12:00 horas
Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario (Insurgentes Sur 3000, C.U.).
Boletos ($350.00 $250.00 y $180.00) a la venta en las taquillas de la Sala con el 50% de descuento personal a maestros y estudiantes en general; ex alumnos y trabajadores de la UNAM; y jubilados del ISSSTE, IMSS e INAPAM con credencial vigente. Programación sujeta a cambios.

Informes: 5622 7113 y en el sitio de la Dirección General de Música de la UNAM


28 años del Cuarteto Latinoamericano

Cuarteto Latinoamericano/Foto: Sergio Yazbek/Fuente: www.cuartetolatinoamericano.com

Integrado por los hermanos Bitrán (Arón, Saúl y Álvaro) y Javier Montiel, el Cuarteto Latinoamericano se fundó en 1981. Elogiado por publicaciones como el Times de Londres, el New York Times, The Strad, Chamber Music America y Fanfare, no existe otra agrupación que haya estrenado y grabado más música latinoamericana para cuarteto de cuerdas. Su calidad los ha llevado a presentarse en los principales centros musicales del mundo y a compartir el escenario con personalidades como el violonchelista János Starker, los guitarristas Narciso Yepes y Manuel Barrueco, el tenor Ramón Vargas, los directores Eduardo Mata y Esa-Pekka Salonen y los pianistas Cyprien Katsaris y Rudolf Buchbinder. El Cuarteto Latinoamericano también se ha destacado por su infatigable labor docente, realizada principalmente en México y los Estados Unidos.

Según refiere Consuelo Carredano en su libro Cuerdas Revueltas, el Cuarteto Latinoamericano se presentó por primera vez al público en la Sala Julián Carrillo de Radio UNAM, el 12 de marzo de 1982. En Clásica México, no deseamos dejar pasar la oportunidad de celebrar a una de las agrupaciones más vitales y trascendentes de nuestra escena musical, así que les ofrecemos la transcripción de una charla que Emilio Sánchez realizó a Arón Bitrán, violinista y fundador del ensamble, en su departamento de la Ciudad de México y en la que conversan sobre la trayectoria de la agrupación y el quehacer del músico de cámara.

E. S.: Quizá te parezca extraño, pero me gustaría iniciar esta entrevista preguntándote ¿cómo te hiciste seguidor del Atlas?

A. B.: (Ríe) Durante tres años la familia vivió en Brasil porque mi padre tuvo que trasladarse por motivos de trabajo a aquel país. El gusto por el fútbol me viene justo de ese tiempo. Es imposible vivir en Brasil sin volverte aficionado. Al regresar, me hice seguidor de la Universidad de Chile, un equipo muy popular allá. Como sabes, en 1973 tuvimos que viajar a México después del golpe militar y casi al mismo tiempo que llegamos el Atlas contrató a un extremo chileno muy bueno, habilidoso y gambetero. Se llamaba Pedro Araya. De manera natural, comencé a ver los partidos del Atlas y desde entonces me hice su aficionado.

(more…)


Clásica México entrevista a Gilberto Munguía

Gilberto Munguia/ Fuente: www.festivalsma.com

El Festival de San Miguel de Allende llega a su edición número 16 y Emilio Sánchez tuvo la oportunidad de conversar con su director y fundador, el violonchelista Gilberto Munguía, que compartió con nuestros visitantes sus muy interesantes puntos de vista sobre la música de cámara, así como algunos momentos de su sólida trayectoria.

E. S.: En 1986, viajó a San Miguel de Allende, Guanajuato.; fue de vacaciones y se quedó a vivir. Un año después fundó un festival de música de cámara. Cuéntenos cómo fue el inicio..

G. M.: Fue culpa de mi esposa. Las esposas saben más que nosotros. Llegamos a San Miguel a las dos y media de la mañana y el chofer nos dejó en el mirador al lado de la casa de Pedro Vargas. Fue gracias a Pedro que llegamos a San Miguel. Pedro siempre nos decía vengan a San Miguel. Un año no nos invitó, pero de todos modos llegamos. Cuando íbamos entrando a la ciudad mi esposa me dijo: “yo quiero vivir aquí”. Yo le respondí que si estaba loca, que ni siquiera habíamos llegado. Pero gracias a Dios así fue.

E. S.: 16 ediciones en 21 años. ¿En qué momento se encuentra el Festival?

G. M.: Cuando hicimos el primer festival no fue con la idea de crear un festival que se realizara anualmente. Lo hice pensando en que iba a ser una sola edición. Le pusimos Festival de San Miguel por nombrarlo de alguna forma. Nos patrocinó Banamex. Nos fue muy bien. Los conciertos estuvieron llenos. Fue un acto de gratitud de nuestra parte porque nos gustaba estar en San Miguel. A las 6 semanas unos amigos trajeron de México a un señor Carlos Rodríguez Alday que estaba construyendo en San Miguel y nos edificó un teatro, el teatro Las Trojes que tiene una acústica perfecta. Después la mesa directiva decidió pasar la sede al Teatro Ángela Peralta que es más céntrico. Tuvimos 11 temporadas fantásticas. En la tercera edición AT &T nos patrocinó y se mantuvo como patrocinador por 7 años. Fueron unos años fabulosos para el Festival.

E. S.: Particularmente entre 1997 y 2002 fue un periodo largo en el que no hubo actividades ¿Cuál ha sido el momento más difícil para el festival? ¿En algún momento ha sentido que su continuidad esté en riesgo?

G. M.: En 1997 no tuvimos actividad por causa de fuerza mayor y por 6 años no hubo Festival. En 2002 hicimos una temporada pequeña. Nos fue muy mal. Se olvidaron de nosotros. No me quiero acordar. Pero en 2005 regresamos al Angela Peralta. Y en los siguientes dos años hemos crecido. Tenemos más público. Yo espero que en este 2008 sea mejor que el año pasado que nos fue muy bien.

E. S.: Siempre he dicho que para ser un músico de cámara se requiere de cierta valentía. ¿En el caso de un organizador, se requiere un cierto temple para poder dedicar tiempo a la logística de un evento como este?

G. M.: Es una pregunta muy interesante porque nunca había pensado en ello. A lo largo de los Festivales que he organizado, de las series de conciertos de música de cámara como la que tuve en San Francisco por 11 años… los participantes han sido todos solistas, y han estado dispuestos a trabajar, estudian el tiempo que sea necesario. No tenemos la presión de un sindicato. Estudiamos hasta que es necesario estudiar. En San Francisco tocábamos el concierto el domingo y el martes ya estábamos estudiando para el siguiente recital que era en un mes. Para mí ese es el encanto de la música de cámara, poder prepararla muy bien. Hay aficionados que se reúnen entre amigos por el placer de tocar este repertorio y tocan a primera vista como en una especie de jam session. Es un gozo tremendo. Pero para mí preparar un concierto es lo mejor. En estos últimos años no he tocado mucho, dos o tres obras en cada festival. Te confieso que ya para el 31 de diciembre me siento exhausto y pienso esto es muy cansado, que es mucho trabajo. Ya no lo vuelvo a hacer. Pero en la mañana del día primero ya estoy con el lápiz pensando en la programación del siguiente festival. Es como un virus. No te lo quitas.

E. S.: En el invierno de 1993 el Festival contó con la participación de Eduardo Mata. ¿Qué significó para usted trabajar con uno de los músicos mexicanos más importantes de la segunda mitad del siglo XX?

G. M.: Para mí fue un súper músico, tan amable, tan directo. Recuerdo la última vez nos vimos… estábamos comiendo y la pareja de Eduardo me dijo “me gusta tu sombrero”. “Te lo regalo”, le dije. Se veía preciosa la mujer. Y al poco tiempo murieron. Lo que trajo al Festival fue una presencia importante y la participación de los Solistas de México. Recuerdo mucho el Concierto de Vivaldi para flauta piccolo… increíble y un Concierto de Brandeburgo muy especial. Ya habíamos hablado de su regreso al Festival, pero ya no fue posible.

E. S.: Generalmente el músico de cámara se tiene que hacer cargo de su carrera. Usted no sólo se ha hecho cargo de su carrera sino que ha tomado la responsabilidad, a través de las instituciones musicales que ha fundado de impulsar otras carreras. Alguna vez dijo -cuando fundó los Solistas de Cámara de San Francisco- que  usted sabía que si quería tocar con sus amigos tenía que organizar algunos conciertos. ¿Qué ha representado para usted asumir esa parte tan importante del trabajo musical?

G. M.: Es una combinación de talento. Cuando era estudiante, todos los días teníamos las clases durante el día. Y en la noche nos poníamos a tocar los cuartetos de Brahms. Cuando uno se hace profesional ya no existe esa disponibilidad de tiempo. Cuando llegué a San Francisco conocí a la concertino de la orquesta, una pianista fantástica, y tratamos de tocar tríos, pero nunca era posible. Así que le dije a mi esposa, que siempre ha sido amante de la música y fue una de las fundadoras de la Chamber Music Society de Lincoln Center, voy organizar algo. Así nació la idea de fundar los Chamber Soloists de San Francisco Lo comenté a una amiga que me dijo yo quiero estar en tu mesa directiva, aquí tienes mil dólares. Así comenzamos. Vendimos el Herbst Theatre que lo acababan de renovar . Nadie sabía quiénes eran los Chamber Soloists de San Francisco, a mí nadie me conocía porque acaba de llegar a la ciudad. Y sin tocar una sola nota vendimos los cuatro conciertos. Hicimos once temporadas. Y cuando clausuramos y me vengo a vivir a San Miguel de Allende, vengo a hacer lo mismo. Así que dime ¿qué es mi carrera violonchelista u organizador de festivales?

E. S.: Y qué es lo que tiene que sacrificar un músico en cuanto a su interpretación en pos de desarrollar este trabajo de organización?

No es sacrificio. Estudio todos los días pero ya no hago las decenas de conciertos que hacía cuando era más joven. Y a estas alturas sé muy bien que es lo que tengo que hacer para mantener mi técnica flexible. Y ya he hecho tantos años esto de organizar festivales que sé muy bien lo que se requiere. Guadalupe Lance, la directora administrativa del festival, está con nosotros desde el 95, hay asistentes… todavía hay estrés, hay que correr a veces, pero todos sabemos lo que se tiene que hacer. Eso lo hace más fácil. Eso y el placer.

E. S.: Una de las características principales del Festival es la diversidad, es decir el festival no suele estar dedicado a un compositor en particular, a una efeméride en específico, a un país… hay diversidad en los programas, en las dotaciones de instrumentos, en los músicos invitados. ¿Cuál diría usted que es la naturaleza de este Festival, lo que lo hace distinto a otras propuestas?

No sé si es distinto. Lo que trato de hacer cada año es diseñar programas que le den al público una amplia variedad de repertorio. Tenemos tres ensayos para cada obra que se toca. Por ello es necesario pensar en la dificultad de la obra. A veces me gustaría presentar obras como el Quinteto de Anton Webern, que es una obra magnífica, pero que requiere 5 ó 6 ensayos. No los podemos hacer. Tengo que ir con el repertorio más conocido, afín a los músicos que vienen. Como me dijo un pianista, he tocado tanto este Cuarteto en sol menor de Brahms, sólo dime como lo quieres a prisa o despacio, piano o forte.

E. S.: Una de las debilidades de la escena musical mexicana es que no se graba ni se distribuye suficiente música, en cambio me parece que una de las fortalezas que tenemos es que la escena musical es muy activa en cuanto a las presentaciones. El público mexicano tiene la posibilidad de asistir a muchos recitales, hay muchos conciertos, varios festivales. En la misma ciudad de San Miguel de Allende durante el verano se realiza un festival de música de cámara auspiciado por el INBA. En este sentido ¿ha sido difícil posicionar al festival que usted dirige, consolidarlo en el gusto del público y entre los diversos actores de la escena?

G. M.: Hay audiencia para los festivales. Está el Festival de Jazz en noviembre. Se ha fundado la sociedad Pro-música que trae solistas para tocar en la iglesia episcopal. Lo que programa la Casa de la cultura, lo que nos envía en Festival Cervantino. Hay mucha actividad musical. Me parece que es como una planta que se abona. Pones más música y sigue creciendo la audiencia. Nos hemos complementado.

E. S.: ¿Cómo ve el momento actual de la escena musical mexicana?

G. M.: La música siempre va a estar presente. Es lo que nos mantiene sanos y mentalmente activos. Si dejamos de escuchar música y nos comenzamos a preocupar por la guerra y por la crisis, y los asesinos y los terroristas y los problemas del mundo… entonces acabaríamos en un rincón de la cocina, tomando café.

E. S.: Tengo la impresión de que la gente involucrada en la escena musical, los intérpretes, los críticos, las autoridades, se esfuerza porque la música se mantenga en límites muy acotados y por lo tanto estrechos: me refiero a las salas de concierto, a las escuelas formales, a los medios especializados. Es decir, si la gente quiere escuchar música necesariamente tiene que acercarse a estos medios formales. Lo cual considero no es la mejor forma de construir nuevos públicos. Parece que nos da miedo que la música pierda su seriedad y que se vuelva “exitosa”. Usted ha sacado a la música de la sala de concierto, me refiero no sólo a su experiencia como anfitrión de programas de radio y televisión, sino a las charlas y conciertos que ha dado en foros inusuales como hospitales, en escuelas, en casas de retiro, en instalaciones militares, en centros comerciales, incluso en cárceles. ¿Por qué llevar la música e estos foros?

G. M.: Siempre he hecho lo que he querido hacer y lo que he podido hacer. No te puedo decir qué me impulso hacerlo mi primera serie de conciertos en Nueva York. Fui a un banco pedí un patrocinio y cuando me di cuenta me hablaron para decirme que iban a ofrecer 6 mil dólares para mis conciertos. Por tres años toqué en la cárcel, en fábricas, en el Ejército de salvación, en hospitales, en escuelas, en asilos y eso para mí fue una experiencia tremenda. Aprendí que no se necesitan condiciones especiales para tocar.

E. S.: Si tuviera una gran bolsa de dinero que le permitiera cumplir algún capricho, ¿existe algún músico al que le gustaría algún día invitar al festival?

G. M.: Hemos sido muy afortunados en traer a grandes solistas. Me encantaría invitar a Yo-Yo-Ma, a Pinchas Zukerman, a Joshua Bell, a Janos Starker (que ya no toca), al Emerson String Quartet. Por mucho tiempo traté de traer a Alicia de Larrocha, pero ya no se presenta, a Jorge Federico Osorio que por fin se me concedió y al Fine Arts Quartet que también están en esta edición.

E. S.: ¿Qué puede esperar el aficionado a la música para la edición de este año?

G. M.: 15 conciertos magníficos, conciertos de mucha dulzura e intimidad bonita, con artistas que aman la música y, especialmente, la música de cámara. Y la posibilidad de escuchar obras que no se han tocado en México antes como la Sonata de Kosenko que va a interpretar Thomas Hrynkiw y música maravillosa como el Quinteto de Mozart para clarinete y cuerdas K. 581, que Nadia Boulanger declaró como la obra más bella jamás escrita, y el Quinteto de Dohnanyi, que se interpretó el año pasado pero que mucha gente me pidió que se repitiera. Invito a los visitantes de Clásica México que se den una vuelta a San Miguel de Allende, disfruten la ciudad y de música muy bella con grandes intérpretes.